Cada estudiante puede, de forma voluntaria, optar a la realización de estas estancias. Dentro de este contexto los estudiantes viven una inmersión en un entorno de trabajo adulto siendo tratados como un empleado más, pero sin perder de vista en ningún momento el componente educativo de las mismas y el aprendizaje que sobre el mundo laboral pueden adquirir los alumnos.

Más información para las empresas